Bodas invernales

La tradición manda que los enlaces matrimoniales han de realizarse siempre en verano, una tradición marcada por el buen tiempo y la ausencia de festividades importantes durante los meses de verano. Sin embargo, las bodas invernales se han convertido en tendencia desde principios de la década- ¿quién podría olvidar ese idílico enlace invernal de Phoebe en Friends?-, debido a multitud de razones: el precio (al no ser temporada alta, te puedes ahorrar parte del presupuesto), la luz (la luz de invierno es ideal para las fotografías) y, sobre todo, la imagen mágica y original de una boda de invierno.

Pocas estaciones fomentan tanto nuestra idea de pareja y romanticismo como el invierno. Es la época en la que una hoguera llena de leña, el frío tras las paredes de nuestro hogar y una buena manta en el sofá se convierten en las prioridades de cualquier pareja. ¿Podemos trasladar esta sensación de comodidad y romanticismo invernal a nuestro enlace?, ¡Por supuesto! Aquí os damos varias ideas.

 

La decoración

Mantelería blanca, copas de cristal, rosas blancas, muérdago, pequeños detalles de color rojo, y la inspiración inevitable de la típica cabaña invernal pueden dar a tu boda un aspecto de calidad y romanticismo imposible de conseguir en verano. Aprovechar los colores cálidos invernales (el rojo burdeos, el mostaza, el verde musgo…), así como los colores fríos del hielo (el azul pastel, el blanco puro, el gris perla) en la decoración puede ser una buena forma de comenzar a idear nuestro concepto de boda invernal.

Los complementos: Las flores

La floración invernal también resulta una fuente de inspiración perfecta para nuestra boda de invierno, en el caso de que queramos ubicarla en la magia del bosque. El invierno es un momento perfecto para utilizar coronas de flores invernales que nos recuerden a las ninfas del bosque encantado, o para componer ramos en los que las ramas de árboles de hoja caduca estén presentes. ¿Qué te parece complementar tu ramo de flores, o tu corona, con nieve artificial, o purpurina blanca?

Ramo Bodas Invernales

 

Regalos para los invitados, tartas y más…

Mantitas con textura de piel de borrego, guantes de lana… la estética invernal nos ofrece un sinfín de posibilidades a la hora de planear hasta los detalles más pequeños de nuestro enlace. Uno de ellos es el pastel de bodas, al que podremos decorar siguiendo la estética blanquecina de la nieve y el hielo, o bien la oscuridad del chocolate negro, en consonancia con la leña y los árboles secos, tan evocadores.

Y tú, ¿te atreverías con una boda invernal?

 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies